lunes, mayo 29, 2006

EMPATIA

Victoria Cardona
La empatía
Vivir la empatía consiste en hacer el esfuerzo para reconocer y comprender
los sentimientos y actitudes de las personas, así como las circunstancias
que los afectan en un momento determinado.
Todo ser humano necesita tejer a su alrededor relaciones humanas
satisfactorias, tanto las familiares como las ajenas a este ámbito. El
bienestar emocional depende, en buena medida de la capacidad que se tenga
por conseguir este objetivo. Es seguramente la comprensión de los
sentimientos de los demás la llave para una convivencia satisfactoria, a
parte, desde luego, del conocimiento de la propia manera de ser, que incluye
calidades y limitaciones. Toda esta comprensión no depende de la simpatía,
que nace muchas veces espontáneamente, sino de lo que denominamos empatía.
Ciertamente que, cuando "calzamos los zapatos" de los demás y andamos juntos
un rato estamos siendo empáticos. Gandhi nos lo recordaba cuando decía: "las
tres cuartas partes de las miserias y malos entendidos en el mundo se
acabarían si las personas se pusieran en los zapatos de sus adversarios y
entendieran su punto de vista". ¿No se comprenderían mejor las alegrías y
preocupaciones de los familiares y amigos y estaríamos más capacitados para
animar y ayudar si nos pusiésemos en su sitio?
Recuerdo una joven amiga mía que me explicaba que a medio hablar de un
problema suyo con su madre, ésta (seguro que con muy buena voluntad) la
había interrumpido diciéndole: "no te preocupes con el tiempo esto se
arregla". El caso es que aquella joven no se había notado nada comprendida,
necesitaba de la empatía y del conocimiento de su madre de la totalidad de
su problema pero la confidencia y la comunicación había quedado recortada.
Lo que le sucedió a mi joven amiga con su madre es parecido a la situación
de aquel pobre enfermo que a punto de ir al quirófano, por una operación de
riesgo, se le dice con cara alegre (también con muy buena voluntad): "todo
se resolverá inmediatamente", cuando lo que necesita es una persona que le
dé soporte y, le dé la mano para darle cariño y comprender su sufrimiento.
Podría ser habitual que no supusiera ningún problema expresar lo que
sentimos o tratar conflictos, cuando el interlocutor es un amigo o un
compañero de trabajo, en el caso de que haya una buena sintonía, pero se
puede hacer más complicado con algún familiar; la convivencia del día a día
puede ser mas costosa Sería deseable y casi parece natural que entre
familiares no hubiera problemas de convivencia. La realidad es que los hay,
algunas veces hay falta de entendimiento o discrepancias que afectan mucho
más.
Los vínculos que dan el calor familiar hacen que se cree un vínculo afectivo
que no se encuentra en otros entornos. Cuando encontramos que tenemos la
sensación de mala relación con algún familiar, el dolor es más fuerte;
incluso nos puede afectar la salud. A este respecto, John Cacioppo, profesor
de Psicología de Chicago escribe: "Las relaciones más importantes en
nuestras vidas y las que más incidencias parece que tienen sobre la salud
son las que mantenemos con las personas que convivimos cotidianamente".
A menudo quisiéramos resolver un problema familiar y nos preguntamos el por
qué de aquella situación incómoda: "¿por qué no puedo comunicarme con este
hijo, con mi marido, con mi esposa?", o bien "¿por qué los nervios no le
dejan o no me dejan razonar?" La respuesta la encontraremos reflexionando
para entender y saber que es lo que realmente se necesita en aquel momento:
¿...observar callar, esperar, buscar el momento oportuno para hablar, tener
la empatía suficiente para leer emocionalmente al más próximo?
La comprensión que dedicamos a la familia y a los demás es la mejor garantía
para vivir la empatía, esta habilidad que nos ayuda al bienestar en la
convivencia.

8 comentarios:

Violeta dijo...

Hola Javier soy Violeta, que bonito mensaje y que de cierto tienen estas
palabras, ahora mi familia pasa por momentos muy dificiles, practicamente mi

mamá, mis tías, mis primos, casi todos, no tiene mucho falleció una tía a la

cual queriamos muchisimo pues era una persona muy alegre, servicial, muy
buena persona que se dio a amar como no tienes idea, su muerte fue muy
dolorosa para todos nosotros pues que me acuerde es el primer ser querido
tan cerca que se nos va, la extrañamos muchisimo.

Raul R dijo...

Buenos días. Gracias por sus mensajes, son de una calidad extraordinaria,
espero que siempre me mantenga dentro de sus destinatarios.

Rosalba A. dijo...

HOY LEI EL ARTICULO DE LA EMPATIA Y SI ES BIEN CIERTO QUE AVECES NO PODEMOS

COMUNICARNOS COMO DEBIERAMOS.

Marcela dijo...

GRACIAS A JM POR EL ENVIO

Violeta dijo...

GRACIAS!!!! Y ESO QUIEN ERES, COMO ME CONOCES BUENO ALOMEJOR MANDASTE POR
CASUALIDAD EL MENSAJE.

Anónimo dijo...

No habia tenido la oportunidad de agradecerte este mensaje tan verdadero en
su contenido y tan intenso como material de reflexion.

Suzanne dijo...

No habia tenido la oportunidad de agradecerte este mensaje tan verdadero en
su contenido y tan intenso como material de reflexion.

Ima dijo...

Cool!