martes, junio 20, 2006

EL ADOLESCENTE

El adolescente vive de sentimientos; la pareja reduce sus relaciones a sentirse a gusto juntos, hablar de cosas superficiales alabándose mutuamente, sin pensar en el futuro, sin dialogar sobre temas profundos o dándose a conocer uno al otro a través del lenguaje hablado. Las peleas pueden ver buenas pues allí se conocen como realmente son. Allí sale el modo de manifestarse la agresividad de cada persona. Es grave reducir las relaciones de noviazgo a la dimensión física, sexual, o dejar que sea ella la que predomine. El sexo es elemento integrante del amor matrimonial, pero no constituye el centro de la persona. Las relaciones sexuales fuera del contexto matrimonial constituyen un grave desorden, porque son una expresión reservada a una realidad que no existe todavía: Los jóvenes tienen relaciones de casados cuando en realidad no están casados.
PARA UNA PERSONA BELLA
Si Dios tuviera un refrigerador, tendría tu foto pegada en él. Si El tuviera una cartera, tu foto estaría dentro de ella. De hecho, Él te manda flores cada primavera, y te manda un amanecer cada mañana.
Cada vez que tú quieres platicar, Él te escucha. Él puede vivir en cualquier parte del universo, pero El escogió tu corazón. Enfréntalo, amigo(a): ¡Dios esta loco por ti!
Dios NO te prometió días sin dolor, risa sin tristeza, o sol sin lluvia, pero Él si prometió FUERZA para cada día, consuelo para las lagrimas, y luz para el camino.
Porque amor no es el que te impide vivir a costa de quitarte de sufrir, sino el que te acompaña en los días buenos y malos, para que puedas crecer tanto como tú puedas, y mucho mas allá de lo que jamás soñó tu imaginación.

3 comentarios:

Cecilia dijo...

Es bonito eso, pero sabes que la realida es otra y qué
hacer con eso...?

Nidia dijo...

MUchas gracias por todas las informaciones que me envias, muchas
personas esperan que se las reenvíe.
Que tengas una feliz semana junto a los tuyos, y orando para que el
encuentro de las familias en Valencia, sea de muchas bendiciones.

Maria dijo...

Me ha gustado mucho el último e-mail que me mandó ,lo de que Dios tendría mi
foto en la nevera